Santa Fe: con el calor y la bajante del río volvieron los ataques de palometas

www.infourbana66.com/

A raíz de las altas temperaturas y de la bajante del río experimentadas durante el fin de semana largo, se produjeron ataques de palometas durante la tarde del lunes en la Costanera Este de la provincia de Santa Fe, donde al menos 20 personas resultaron heridas.

La Seccional Santa Fe del Sindicato Único de Guardavidas advirtió que el calor y la bajante son un ambiente propicio para la llegada de cardúmenes, tras lo cual solicitaron a la población no bañarse en las playas habilitadas solo como solárium.

Sin embargo, pese a la prohibición, algunos personas decidieron refrescarse en la laguna Setúbal. Sergio Berardi, representante de la Seccional Santa Fe del Sindicato Único de Guardavidas (Sugara), indicó que fueron varios los ataques, pero por suerte ninguno fue de gravedad.

“No lo esperábamos en esta fecha tan temprana pero por el calor y el nivel bajo del río comenzamos a tener heridos”, explicó Berardi, quien además precisó que “en dos días fueron mordidas 20 personas”. 

Además, sostuvo que “el primer auxilio y el más efectivo es la prevención, no ingresar al agua cuando aparece el primer caso pero no se logra que se tome conciencia”, y recomendó que “los que vayan con chicos menores no los dejen en el agua”. 

Los guardavidas que trabajaban en el lugar asistieron a los bañistas y debieron colocar la bandera roja para alertar la situación. 

Este tipo de ataques, provocados por un cardumen, suelen suceder en esta época del año, puesto que en verano las palometas transitan su etapa de reproducción y se acercan a la costa. 

Si una persona es atacada por este pez, debe desinfectar la herida lo más rápido posible.

Las palometas que generalmente atacan son las spilopleura, más conocidas como piraña, palometa brava o palometa brillante, y las nattereri o palometa mora o palometa pacusa.

Estas son de color gris parduzco, poseen ojos grandes y una mandíbula prominente, el hocico corto y la aleta caudal está muy escotada con filosos dientes triangulares, lo que les permite provocar fuertes heridas. 

“La Costanera está muy linda, está siendo muy visitada pero hay que entender que las palometas están en el agua y hay que aprovechar las duchas que están en el balneario”, concluyó Berardi. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =