LOS ACCIDENTES DE TRÁNSITO NO PARAN EN CAÑUELAS

Hasta hace un tiempo se informaba periódicamente de accidentes que se suceden en cañuelas, pero en los últimos años y en particular en lo que respecta al recién comenzado 2.018 vemos como dia a dia se producen choques , no solo en el complejo entrelazado de rutas que circundan la ciudad, también se multiplican en el centro y barrios aledaños; generando lesionados y muertes que tal vez se puedan evitar.

Y es aqui donde ya nos metemos en el terreno de entender la causas que generan esta situación. Muchos automovilistas, peatones, motociclistas e incluso ciclistas, se notan preocupados por lo difícil que es circular en nuestra ciudad. La mayoría tiene expresiones tales como..”hay que andar a cuatro ojos”, “en cañuelas no se puede circular”, “todos andan apurados”, entre algunas de las frases mas utilizadas.

Esta semana llevamos dos accidentes en rutas y tres en los barrios (los aromos, una moto resbaló e invistió a 3 personas. Otro, esta tarde  de lunes, una moto y un patrullero en Matheu y Basavilbaso y el grave choque de Uribe).

La situación no es la mejor en el tema, autos y motos a alta velocidad en el centro y en los barrios, poca presencia de agentes de tránsito (más dedicados a una política de multas de sanción que a la prevención de accidentes), una sede de la agencia de seguridad vial, que prácticamente no funciona (principalmente los finde semanas cuando el embudo de la muerte está al rojo vivo) y por supuesto la total falta  de prudencia de los conductores, que le quieren dar un mentiroso ritmo de ciudad, a un pueblo que tardas 5 minutos en cruzarlo.

Esto requiere de un urgente tratamiento desde el ejecutivo municipal y el legislativo para encontrar las maneras de amortiguar la ola de accidentes que estamos sufriendo, haciendo centro, desde nuestro punto de vista en la prevención y la educación vial que se nota nos falta mucho  a los cañuelenses.

INFORME SOBRE ÍNDICES DE ACCIDENTES VIALES EN EL PAÍS.

Casi la mitad de aquellos que se lastiman en accidentes viales circulan en moto: el 36,17 % corresponde a conductores y el 9,10% son los ocupantes de motocicletas. Es el resultado de un estudio de CESVI Argentina, un reconocido centro de experimentación y seguridad vial que recoge información de compañías aseguradoras (un conglomerado que abarca el 43% del mercado asegurador).

En un análisis de siniestralidad vial de los últimos diez años en Argentina, la estadística subraya la participación de las motos en las personas que resultan lastimadas en accidentes de tránsito: el 45% del total de los lesionados. El 26,70% son aquellos que conducen automóviles, seguidos por el acompañante (14,38%), el peatón (7,14%) y el ciclista (6,51%).

En relación al tipo de lesiones, la compañía dividió el cuerpo humano para encontrar un patrón en la participación de cada actor del tránsito. Los que viajaban en motos dominaron todas las categorías menos una. En la zona de la cabeza, el 38,94% de los lesionados fueron motociclistas, el 17,28% acompañantes de auto y el 11,53% el ocupante de motos. En las lesiones en extremidades superiores (antebrazo, codo, hombro, brazo, mano) se registraron mayoritariamente en los motociclistas (52%) y en ocupantes de motos (10,64%). En extremidades inferiores (pierna, rodilla, tobillo) y cadera, los motociclistas dominaron el porcentaje con el 57,32%, lejos del resto: ocupante de motor (13,55%). El conductor de moto fue superado solo en el rubro de lesionados en el tronco (columna vertebral, abdomen, cuello), donde quienes manejaban autos registraron el valor más elevado con el 41,56% de los afectados, seguidos por los motociclistas con el 24,50% del total.

Las estadísticas de CESVI clasifican el tipo de sexo de los actores de tránsito que participan en siniestros viales. Identificaron que los hombres gobiernan el campo porcentual en las categorías conductor moto, conductor auto y ciclista. Los acompañantes, tanto en auto como en moto, que más se lesionan son las mujeres, con predominancia fundamentalmente en viajes a bordo de automóviles. Los peatones, en cambio, registran un valores técnicos similares en ambos sexo.

Los jóvenes de 19 a 30 años representan el 40,50% de los lesionados en siniestros viales de Argentina

El ingeniero Gustavo Brambati, subgerente de Seguridad Vial de CESVI Argentina, exige pensar a largo plazo. Entiende que la explosión de unidades en el campo automotor del país no debería redundar en mayor índice de siniestros viales. Coteja estadísticas de países como Inglaterra, Dinamarca, Suecia, España y Nueva Zelanda donde políticas de prevención y control, y el desarrollo de infraestructuras eficientes, contienen el flujo vehicular que disminuyen la cantidad de accidentes. “En Argentina pocas veces se piensa en el futuro y, cuando ocurre, la realidad nos golpea con dureza. Tal es el caso de las motos, con un auge en las ventas de los últimos años -por distintas razones de necesidad y mercado- que ha impactado con crueldad en los índices accidentológicos, y aun estando lejos de competir en cantidad con los automóviles, generan un índice siniestral similar, algo que debería haberse tenido en cuenta. Controlar el buen uso de la moto y aumentar las exigencias a la hora de otorgar la licencia de conducir puede marcarnos el camino de que aún estamos a tiempo”.

 

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =