Femicidio de Ludmila Pretti

Ludmila Pretti, de 14 años, que estaba desaparecida desde la mañana del domingo y apareció muerta en una casa ubicada a cuatro cuadras de su domicilio. “El sospechoso del asesinato de mi hija estuvo acá, frente a la comisaría, y se les escapó con la excusa de que iba a buscar su DNI”, denunció Leandro Pretti, padre de la víctima. El prófugo fue identificado como Cristian Adrián Jerez, de 19 años, en cuya casa fue hallado el cuerpo. El cuerpo de Ludmila fue hallado en la casa donde vive Jerez, , debajo de una cama, tapado con dos colchones. El cuerpo estaba semidesnudo, con signos de que la víctima se había defendido de un intento de abuso sexual. El informe preliminar de los forenses dice que la adolescente fue ahorcada con una pashmina que llevaba anudada al cuello. El crimen ocurrió entre las 6 de la mañana y las 12 del mediodía del domingo. Algunos testigos dijeron que vieron a Ludmila salir de la casa cerca de las 7 de la mañana, pero que minutos después volvió a entrar. Durante la manifestación, algunos vecinos dijeron que cerca de esa hora escucharon gritos que partían desde el interior de la casa, que hubo denuncias a la policía, pero que “nadie fue a ver qué había pasado”.La hipótesis de los investigadores es que “a la chica la intentaron abusar, que ella se resistió y la ahorcaron”. Ahora se aguardan los resultados de una ampliación del informe forense, para ajustar la información disponible. El cuerpo fue hallado en la casa gracias a la intervención de un tío de la víctima, que es policía, quien utilizó una aplicación para lograr la geolocalización del celular de la víctima, que seguía indicando como destino la casa de Jerez.

“Esto no se termina más, no paran de matarnos, una no puede salir tranquila a la calle porque estos asesinos están como si nada, sueltos, y ahora se dan a la fuga y no sé lo que está haciendo la Policía”, dijo una de las manifestantes frente a las cámaras de la televisión local y nacional. 

Centenares de vecinos indignados se concentraron frente a la comisaría de Francisco Alvarez, en el partido de Moreno, para reclamar justicia por el femicidio La movilización frente a la comisaría, hizo que se hiciera presente en el lugar personal de cuerpo de infantería de la Policìa local. Los vecinos, además de exhibir pancartas y gritar consignas pidiendo “justicia por Ludmila”, denunciaron la existencia de “muchos casos de abusos sexuales y violencia de género” en el partido de Moreno.

Al ver las noticias, me pregunte, hasta cuándo? UNA MAS!!! Ya lo tenemos tan asimilado que decimos cambia de canal, esto es moneda corriente. ¿Cuántas van desde el inicio del aislamiento? ¿Alguien sabe? Me asusta, pude haber sido una de ellas, un número en la lista de mujeres asesinadas, puede tocarle a mi hija, mis hermanas mis sobrinas a mis amigas, a mi vecina quizá!  Ludmila salió a reunirse con amigos como cualquier adolescente a esa edad, Tristeza inmensa,  una nena de 14 años, donde todavía se cuestiona donde estaban los padres, y la policía deja ir al principal sospechoso en busca de su DNI. Y se escapa! Culpemos a los padres, culpemos la ropa que usaba Ludmila, culpemos a que no era un horario apropiado!

BASTA de tanta impunidad,, basta de buscar culpables en los que deberían ser los inocentes, que el femicida de Ludmila tenga la peor condena posible, los ciudadanos de este país necesitamos volver a creer en la justicia!!!! Hasta cuándo vamos a seguir indiferentes a esta triste realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 9 =