En 72 horas robaron dos camiones en Cañuelas

www.inforbana66.com/

Entre el domingo y el martes fueron robados dos camiones dentro de la jurisdicción, uno de ellos cargado con maquinaria agrícola valuada en más de 3 millones de pesos. En ambos casos los choferes fueron abandonados en Moreno y los atracos cometidos por una banda que se movilizaba en un Fiat Argo de color blanco.

El primer episodio le ocurrió a Gabriel Burlini, de 30 años, domiciliado en la localidad de Concepción, provincia de Tucumán, quien trabaja como chofer de la empresa Transporte Silva. El domingo transitaba por Cañuelas en un Mercedes Benz blanco modelo 1735 con acoplado vacío. 

En su declaración ante la comisaría 1ra. de Cañuelas describió que alrededor de las 20 hs. paró en la estación de servicio Axion de Ruta 205 para cargar agua caliente y que a las 20.50, cuando se disponía a regresar a la unidad, fue interceptado por un delincuente armado. “Quedate tranquilo” le dijo, mientras de un Fiat Argo blanco estacionado cerca del camión bajaban dos hombres y una mujer.

Tras ser obligado a subir al auto de apoyo le preguntaron cómo se desenganchaba el semi y dónde estaba la plata. Burlini negó que tuviera dinero, pero cuando le apoyaron la pistola en la sien, terminó confesando que había 160 mil pesos debajo de la cama del habitáculo-habitación.

El auto con Burlini a bordo tomó por la autopista Ezeiza-Cañuelas hasta llegar al Mercado Central, lugar donde se desviaron en dirección a la ruta 28 hasta llegar a un barrio bajo de Moreno, donde lo abandonaron. Le dijeron que esperara 10 minutos antes de hacer la denuncia. “Denunciá lo que quieras”, le dijeron despreocupados y hasta le pidieron que “hablara bien” de ellos. Incluso le dijeron que como se había portado bien le devolvían el teléfono, aunque sin el chip.

Luego de caminar varios minutos sin rumbo se topó con un móvil policial que lo asistió. Un familiar del encargado de la empresa Silva que vive en la ciudad de Buenos Aires se trasladó hasta Cañuelas para tratar de encontrar el acoplado, que apareció abandonado en el km. 64 de la Ruta 3, no así el tractor, cuyo rastreador fue inhibido.

El segundo episodio tuvo como víctima a Francisco Elías Aguilera, de 57 años, un vecino de la ciudad de Brandsen que desde hace unos 15 años trabaja como chofer de la empresa Ezequiel Mulder de esa localidad. 

El domingo 24 de octubre Aguilera partió rumbo a Pozo de Molle (Córdoba) para buscar una maquinaria agrícola. Lo hizo a bordo de un camión Ford Cargo 1729, año 2016, matrícula AA003VI, con carretón marca Leo-Cor Agro 21 modelo 2004, patente EII 673.

El lunes pasó por la empresa Agromec donde cargó un acoplado y una desmalezadora; y más tarde por la empresa Conese de Marcos Juárez donde sumó una pala frontal, largueros y accesorios. Toda este equipamiento, que no contaba con seguro, estaba destinado a las empresas Campo 90 S. A. y Oscar Pourtau S. A. de Brandsen. 

El martes 26 emprendió el regreso pasando por Pergamino y luego tomando la ruta 6 hacia Cañuelas. Alrededor de las 15 hs. cuando se aproximaba al Parque Industrial Cañuelas se le puso a la par una camioneta Ford Ecosport blanca con vidrios polarizados, cuyo acompañante le hizo señas de que había algún problema con la carga. Aguilera ignoró el mensaje y continuó manejando hasta que observó que el mismo sujeto le exhibió una escopeta de alto calibre indicándole que se tirara la banquina. En ese momento la Ecosport se retiró y lo abordaron tres hombres armados con pistolas 9 mm que bajaron de un Fiat Argo de color blanco. Mientras que uno de los delincuentes tomó control del Ford Cargo, el transportista fue subido al Fiat, que retomó la marcha en U rumbo a Campana.

La banda circuló con la víctima durante cuatro horas parando en distintas estaciones de servicio de Campana, San Nicolás y Pacheco (en ninguna de las cuales se bajaron del auto para no ser captados por las cámaras). Durante el extenso raid hasta le permitieron atender los llamados a su teléfono celular, primero de su esposa y luego de su jefe. Alrededor de las 19.30 lo abandonaron en una villa de Moreno, donde caminó unas cuadras hasta dar con un patrullero. 

Las dos causas se encuentran radicadas en la Fiscalía 1 de Cañuelas. Testigos que ya declararon en el expediente indicaron que la patente del Fiat sospechoso podría comenzar con AC089, sin recordar las últimas letras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − diez =