EN 2020 PERDIMOS, PERO TAMBIÉN APRENDIMOS. ¡ALLÁ VAMOS 2021!

www.infourbana66.com/

2020 un año sorprendente en el que aprendimos la importancia real que tienen en nuestras vidas la unión familiar y la solidaridad; en el cual conocimos la versión más rota de nuestra alma, pero también la más fuerte.

Este año aprendimos a orar por el prójimo y dejamos a un lado pedir solo por los nuestros. Un año en el que muchos perdieron a familiares, amigos, a seres queridos e inolvidables, producto de la pandemia e incluso otras causas no menos dolorosas.

Fue un año lleno de retos, que nos deja de enseñanza que nuestra felicidad no depende de las circunstancias, y donde una vez más demostramos que somos del tamaño del compromiso que se nos presenta; definitivamente un año que nos deja una gran fortaleza espiritual, y que no importa tu clase social, si eres una potencia mundial o no, que todos somos vulnerables, y por lo tanto debemos apreciar la vida, ya que no sabemos cuánto nos durará.

Un año que puso a prueba nuestra capacidad de resistencia y adaptarnos a los cambios. Si me tocara definirlo en una palabra sin duda alguna sería: Resiliencia, pero además agradecimiento por ser de los afortunados que seguimos sanos y con vida.

Se ha reunificado la familia, mucha gente exploró y desarrolló nuevos talentos, otros su espiritualidad, , aprendimos a valorar más el aquí y el ahora. Nos mostró el valor de la vida, nos enseñó que no debemos dar nada por sentado, que somos seres tan frágiles y vulnerables que debemos unir esfuerzos y luchar juntos. En 2020 perdimos, pero también aprendimos. ¡Allá vamos 2021!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 13 =