EL “MAS” TRIUNFÓ EN BOLIVIA

www.elciudadanokane.com

El ex mandatario de Bolivia Evo Morales destacó que el triunfo de Luis Arce en los comicios presidenciales, fue producto “del apoyo de presidentes comprometidos con los pueblos más humildes”.

Evo Morales garantizó que el nuevo gobierno del MAS “continuará el proceso de liberación y de cambio” en ese país, suspendido tras el golpe de Estado de noviembre del año pasado. “Vamos a levantar otra vez a Bolivia”.

Durante su primer discurso tras las elecciones de ayer en Bolivia, el expresidente ratificó también su decisión de retornar a su país, después de su exilio en la Argentina. “Tarde o temprano vamos a volver a Bolivia, eso no es un debate”, garantizó y no descartó la posibilidad de aceptar un cargo en el nuevo gobierno.

“Va a ser nuestra tarea la de aportar una experiencia”, dijo y prometió: “Vamos a sacar adelante a nuestra querida Bolivia, vamos a enfrentar la crisis económica y la sanitaria”. En el mismo tono hizo una convocatoria a “un gran encuentro para la reconciliación” de Bolivia, porque “no somos revanchistas”.

Las definiciones de Morales fueron hechas durante una conferencia realizada en un hotel de la ciudad de Buenos Aires, que congregó a varios dirigentes sociales bolivianos y argentinos, y desde el que se había proclamado la candidatura de Arce, tras un congreso del Movimiento Al Socialismo (MAS). “No nos equivocamos en elegir al compañero Lucho Arce para presidente”, aseguró.

“Conozco al compañero hace años. No solamente es uno de los mejores economistas sino que como ministro (de Economía durante su gobierno) ha tenido muchas cualidades humanas, es solidario y honesto”, definió.

Por otra parte, Morales aseguró que el nuevo gobierno boliviano abrirá un relanzamiento de la Unasur, el organismo creado por los gobiernos progresistas de la década pasada que fue prácticamente desmantelado tras el advenimiento de presidentes neoliberales, en los últimos cinco años.

También homenajeó a los ciudadanos asesinados y dirigentes procesados y apresados durante el gobierno de facto de Jeanine Añéz, que también postergó y enturbió el proceso previo a los comicios. “Lo hicieron porque ya sabían que íbamos a ganar y no pudieron porque lo hemos hecho por más del 50 por ciento”, sentenció.

“El año pasado ganamos sin ningún fraude. No hubo fraude, sí hubo un golpe”, y en todo este tiempo “cooperamos con la conciencia de la democracia, no con la violencia”, puntualizó.

Luego concluyó: “Estoy convencido de que la política es la ciencia del servicio, es esfuerzo, compromiso y sacrificio por los más humildes. Ahora, en once meses nos dejaron destrozado al país, y quiero decir con la experiencia de Lucho presidente otra vez vamos a levantar Bolivia”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + dos =