EL DÍA 12 DE OCTUBRE NO SE CELEBRA

www.elciudadanokane.com

YO NO CELEBRO GENOCIDIOS – EDUARDO GALEANO

¿Cristóbal Colón descubrió América en 1492? ¿O antes que él la descubrieron los vikingos? Los que allí vivían, ¿no existían?
Cuenta la historia oficial que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio, desde una cumbre de Panamá, los dos océanos. Los que allí vivían, ¿eran ciegos?
¿Quiénes pusieron sus primeros nombres al maíz y a la papa y al tomate y al chocolate y a las montañas y a los ríos de América? ¿Hernán Cortés, Francisco Pizarro? Los que allí vivían, ¿eran mudos?
Nos han dicho, y nos siguen diciendo, que los peregrinos del Mayflower fueron a poblar América. ¿América estaba vacía?
Como Colón no entendía lo que decían, creyó que no sabían hablar.

Como andaban desnudos, eran mansos y daban todo a cambio de nada, creyó que no eran gentes de razón.
Hasta no hace mucho, el 12 de octubre era el Día de la Raza.
Pero, ¿acaso existe semejante cosa? ¿Qué es la raza, además de una mentira útil para exprimir y exterminar al prójimo?
Después, el Día de la Raza pasó a ser el Día del Encuentro.
¿Son encuentros las invasiones coloniales? ¿Las de ayer, y las de hoy, encuentros? ¿No habría que llamarlas, más bien, violaciones?

Se cree que 60 millones de nativos murieron con la llegada de los españoles a América, convirtiendo al episodio en uno de los capítulos más negros de la historia de la humanidad. A la dominación militar y religiosa se sumó la crueldad con que las enfermedades traídas desde los barcos diezmaron a los nativos americanos.

Si bien las estimaciones existentes difieren bastante en la cantidad de habitantes que América tenía antes de la llegada de los europeos en 1492, es un hecho que la denominada conquista de América significó una tragedia demográfica para los pueblos que habitaban el continente. Y si bien los españoles llegaron munidos de armamento desconocido para los nativos, las enfermedades que trajeron consigo hicieron gran parte del trabajo.

La inexistencia de fuentes documentales que permitan determinar con exactitud la cantidad de población de las Américas ha obligado a historiadores a valerse de elementos alternativos para intentar llegar a una estimación aproximada. la población americana de 1492 en 13,3 millones.

La cifra cambió bastante con el paso de los años, también producto de que la heterogeneidad de la población indígena que abarcaba tanto a civilizaciones asentadas como Mayas, Aztecas e Incas, como a pueblos nómades o de menor organización como Guaraníes, Mapuches o Charrúas dificultaba hacer cálculos certeros.

¿Hubo un genocidio indígena?

La impactante cifra pone a los efectos demográficos de la invasión dentro de lo que puede considerarse el genocidio más grande de la historia de la humanidad, por encima del holocausto judío, el genocidio armenio y otros perpetrados en los últimos siglos.

Naciones Unidas define al genocidio como “un delito perpetrado con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”. Basados en esta definición, algunos autores, especialmente españoles, han cuestionado que pueda calificarse de genocidio cuando no todas las muertes que se originaron obedecieron a un plan sistemático de exterminio. Sin embargo, la historia sí da cuenta de las acciones de ocupación forzosa y esclavitud que los españoles desplegaron por todo el continente.

Es cierto, también, que gran parte de las muertes de los nativos americanos se produjeron sin que los europeos tuvieran que utilizar sus armas. Es que apenas descendieron de sus barcos, los españoles se convirtieron en agentes transmisores  de todo tipo de enfermedades hasta el momento desconocidas para las culturas prehispánicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =