Alerta por una nueva modalidad delictiva

www.infourbana66.com/

El martes al mediodía sonó el timbre de la puerta de calle y cuando se asomó se encontró con una chica en bicicleta. “Hola, ¿sos Miriam no? Mirá, alguien quiere hablar con vos” le dijo la joven extendiéndole un teléfono móvil.

Sorprendida por el trato familiar, sin abrir la reja tomó el teléfono y preguntó quién era. “¿Miriam, no te das cuenta quién soy?” respondió una voz masculina, como incentivándola a tirar algún nombre. Ante la negativa de la mujer el sujeto le dijo que era “de la inmobiliaria” y comenzó a preguntarle de manera insistente si estaría todo el día en la casa porque necesitaban ir a verla.

Toda la situación era tan extraña que la mujer dejó de hablar, le exigió a la joven que le dijera su nombre y quién era el que estaba al teléfono. Nerviosa, la chica tomó el móvil y se alejó rápidamente en su bicicleta.

Luego de dar aviso a su familia Miriam se comunicó con un medio local, para alertar a los vecinos sobre una posible nueva modalidad delictiva. “Yo tengo mi casa en venta, eso es cierto, pero a través de una sola inmobiliaria que es de mi confianza y no hay cartel. Evidentemente vieron alguna publicación de la venta e intentaron sacarme datos para meterse a mi casa. La verdad es que la situación me dio mucho miedo, porque en ese momento estaba sola y me sentí vigilada”.

La situación ocurrió en pleno mediodía, frente a la plaza Belgrano. Sobre la chica, la mujer no recuerda ningún dato en particular, salvo que tenía el pelo teñido de un rojo intenso.

Miriam agregó que en los últimos días vivió varias situaciones de inseguridad en su entorno, como el incendio intencional de la heladería Bella Donna y el robo de la bicicleta a su hija, al lado del kiosco Rolo. “A pesar de que estamos en una zona muy céntrica, no hay cámaras de seguridad. Lamento decirlo porque tengo todos mis seres queridos en Cañuelas, pero ya no quiero vivir acá”.

Agregó que ya tiene instalado un sistema de alarmas pero que ahora deberá sumar un sistema de cámaras, una inversión que no tenía prevista.

Por último Miriam aconsejó que todos quienes tengan su casa o auto en venta sean extremadamente cuidadosos cuando reciben el contacto de un supuesto comprador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − once =