ABORTO LEGAL EN ARGENTINA

www.infourbana66.com/

Proyecto de ley que permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 esta en el Senado.

El Senado de la Nación debate este martes el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y tras una jornada larga, con la publicación de la lista de oradores, las estimaciones arrojan que la iniciativa se votará entre las 4 y las 5 de la madrugada, en caso de que no haya ningún imprevisto. 

La movilización es masiva en las calles por esta ley tan importante. Y ninguna ha generado tanta expectativa como la de interrupción voluntaria del embarazo. Horas antes de que empezase la sesión, en el lado norte de la plaza frente al Congreso ya podían verse pañuelos verdes a favor del aborto legal, seguro y gratuito anudados a muñecas, cuellos, a modo de diadema, en mochilas, rejas, farolas y por todo lugar posible. Decenas de personas esperan impacientes bajo el sol al canto de “Aborto legal en el hospital”.

En el lado sur, un grupo de católicos reza para pedir que los senadores rechacen la legalización del aborto. Una pancarta colocada en un feto gigante ensangrentado advierte a los legisladores que sus manos quedarán “manchadas de sangre de inocentes” si aprueban el proyecto de ley.

Según fuentes oficiales

La iniciativa, aprobada en la Cámara de Diputados dos semanas atrás, contempla que las personas gestantes podrán acceder a un aborto legal hasta la semana 14 tras firmar un consentimiento por escrito. Estipula también un plazo máximo de diez días entre la solicitud de interrupción del embarazo y su realización, con el fin de impedir maniobras que retrasen el aborto hasta evitarlo.

A diferencia de la Cámara Baja, donde se descontaba la aprobación, el resultado en el Senado, más conservador, es más incierto. Pero ya desde el arranque la expectativa acompañó a los verdes. Los números estaban muy parejos y todo dependía de un puñado de indecisos, que enseguida pasaron de cinco a cuatro: un senador anticipó que votará verde tras un retoque mínimo en el texto de la ley.

Horas después, otras dos senadoras anunciaron también su voto positivo y elevaron a 36 los votos afirmativos, frente a 32 negativos, lo que deja el proyecto de ley muy cerca de la aprobación. Los celestes, además, han perdido dos votos: el senador Carlos Menem, de 90 años, está en coma inducido por una complicación renal; el exgobernador José Alperovich tiene licencia hasta el 31 de diciembre mientras resuelve una denuncia de abuso sexual en contra.

Entre quienes han anticipado su voto se observa una gran brecha de género: hay al menos 16 mujeres a favor y 9 en contra. Entre sus colegas varones, se cuentan hasta el momento 16 a favor y 24 en contra. En las provincias del norte del país, las más católicas, la mayoría de legisladores se oponen. En la capital argentina y la provincia de Buenos Aires, en cambio, casi todos los representantes son partidarios de la legalización, cualquiera sea su partido.

En caso de empate, decidirá la titular del Senado, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Estuvo casi toda su carrera política en contra, pero en 2018 votó a favor, convencida por su hija Florencia y por las estudiantes de secundaria que encabezaron las marchas de la marea verde. La actual vicepresidenta argentina dio inicio a la sesión minutos después de las cuatro de la tarde. Si los oradores respetasen el tiempo asignado, la votación tendría lugar cerca de las cuatro de la madrugada, pero lo más probable es que se retrase al menos una hora más.

“Queremos que sea ley para que no haya ni una muerta más por abortos clandestinos. Por María Campos. Por Liliana. Por Elizabeth. Por Rupercia. Por Paulina. Por Rosario. Por las más de 3.000 mujeres muertas por abortos clandestinos desde el regreso de la democracia”, señala Jimena López, de 27 años, con una pancarta en la que puede leerse “Aborto legal es justicia social”.

La legislación vigente permite interrumpir un embarazo en caso de violación o de riesgo para la vida o la salud de la madre. En el resto de supuestos, es un delito penado con la cárcel. Aún así, la criminalización no es disuasoria: según estimaciones extraoficiales hasta medio millón de mujeres aborta en la clandestinidad cada año. En 2018, 38 mujeres fallecieron por complicaciones médicas derivadas de abortos inseguros. Cerca de 39.000 tuvieron que ser hospitalizadas por la misma causa.

“Estamos sosteniendo a nivel federal 120 vigilias en todo el país para pedirle al Senado que esta vez escuche una demanda que tiene con los derechos humanos, con la salud pública y con la justicia social”, exige Mariángeles Guerrero, integrante de la Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Sostiene que desde la anterior votación hasta ahora ha habido una despenalización social del aborto. “En 2018 no logramos la ley pero sí concienciar a la población sobre un problema: hoy hay mujeres que están abortando en condiciones de precariedad e insalubridad. El aborto dejó de ser un tema tabú que se hablaba por lo bajo y comenzó a ser un tema que debía ser debatido políticamente para garantizar condiciones seguras en las que realizar esos abortos”, agrega.

El Senado decide en unas horas si aprueba o vuelve a rechazar esa ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =